El complemento del oír

El principio de la Fe, ¿en dónde empieza todo y en donde termina todo? 

Por el oír viene la Fe, al venir la Fe por medio del oír, empiezan una serie de cambios y situaciones preciosas en nuestra vida, empiezan cambios en nosotros mismos, ya que como el oír acelera la Fe, entonces el que cree, empieza a ver

1 Jn. 1:1 RV60  Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida.

Lo primero entonces sería el oír, pero para que se dé el complemento del oír y ver, el oír tienen que tener una pareja:

Is. 42:23 RVA  ¿Quién de vosotros oirá esto? ¿quién atenderá y escuchará en orden al porvenir?

Este versículo cuenta con tres facetas:

Oír: Atrio

Atender: Lugar Santo

Escuchar: Lugar Santísimo

La última Palabra es Shamá, escuchar de una manera inteligente, escuchar, no oír solamente.

H8085 sha´ma’ (Shaw-mah´)שמע : escuchar inteligentemente, atención, obediencia, atentamente, llamar, considerar, declarar…

Is. 42:23 DHH  ¿Pero quién de ustedes hace caso de esto? ¿Quién está dispuesto a escuchar lo que va a suceder?

Pareciera ser que un sin número de Cristianos se quedaron en el atrio y solamente oyen y oyen que sucedió una cosa por allá y otra cosa por allá, pero no se percatan, no han puesto atención, ni están escuchando lo que verdaderamente está sucediendo; por ejemplo la situación que está sucediendo en oriente medio, desde Siria hacia la derecha.

En la guerra civil en Siria, han muerto dos millones de personas asesinadas,  cinco millones de desplazados sin hogar; muchos no oyen estas noticias, ni las escuchan.

Cuanto más se debe prestar atención, en donde, estando Siria en frontera Norte con Israel, siendo su capital Damasco:

Is. 17:1 LBLA  Profecía sobre Damasco. He aquí, Damasco dejará de ser ciudad, y vendrá a ser un montón de ruinas.

Este tipo de noticias si nos deberían de interesar, pero lamentablemente existen muchas personas que están oyendo, pero no están escuchando.

Is. 42:23 DHH  ¿Pero quién de ustedes hace caso de esto? ¿Quién está dispuesto a escuchar lo que va a suceder?

Solamente en la guerra que acaba de empezar en Irak, han habido casi nueve millones de desplazados y miles de muertos, por el mismo ejército, el ejército extremista musulmán, que se está apoderando prácticamente de todo el mundo, y esto nos quiere decir algo = el anticristo ya está cabalgando.

Anticristo = que se opone a Cristo.

Pseudocristo = se hace pasar por Cristo, un falso Cristo.

El que se opone a Cristo = no existe otra religión que se opone tanto a Cristo cómo lo hace la musulmana. Muchas otras “religiones”,  no se oponen, ellos sí reciben a Cristo, pero no tienen la verdad.

Estos son los que sí se oponen, y la Biblia dice claramente quien es el anticristo:

2 Jn. 1:7 LBLA  Pues muchos engañadores han salido al mundo que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Ese es el engañador y el anticristo.

Debemos entender que el anticristo no va a surgir de Europa, el anticristo se va a levantar de entre los países musulmanes, aunque no se está  diciendo esto como un dogma, en caso de que llegara a brotar de Europa, es necesario que Europa se convierta en musulmana, cosa que ya se está haciendo. 

Todo esto es un espíritu antagónico en contra de Israel nacional, y en contra de los Cristianos genuinos, y en contra de los que no son genuinos y solamente tienen el nombre de Cristianos en esos países, los han estada asesinando. 

El odio es contra todo aquello que se llame Cristiano, y contra los Judíos. Hoy en día artistas famosos se han levantado a decir que boicoteen a Israel, en muchas cosas, pero no se ponen a pensar que solamente el ejército ISIS, ha logrado capturar lugares en donde se vende gas y petróleo y ganan tres millones de dólares diarios, y nadie dice que boicoteen eso, y les están dando armas a los de ISIS, las personas están oyendo pero no están escuchando.

¿Quién de vosotros, oye, pone atención y escucha?

Jue. 5:3 BTX 3 ¡Oíd, oh reyes, nobles escuchad Que voy a cantar, a cantar a YHVH, A cantar salmos a YHVH, al Dios de Israel!

Los Reyes oyen, pero los nobles escuchan. Los de Tesalónica eran nobles, per los de Berea eran más nobles y escudriñaban todo lo que el Apóstol Pablo decía.

Hech. 17:10-11 LBLA  Enseguida los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas a Berea, los cuales, al llegar, fueron a la sinagoga de los judíos. 11  Estos eran más nobles que los de Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando diariamente las Escrituras, para ver si estas cosas eran así.

El Señor nos ha estado ministrando en esta última milla, diciéndonos que somos nobles. Debe haber un despertar en nuestro corazón, para querer saber más. El que nos ha despertado es el Espíritu de Dios.

Is. 42:23 DHH  ¿Pero quién de ustedes hace caso de esto? ¿Quién está dispuesto a escuchar lo que va a suceder?

Vamos a escuchar lo que va a suceder.

Escuchar —— Futuro.

Escuchar = ESKATOS (lo último).

Escuchar = poner atención a las cosas que sucederán de último.

Todo lo que defina la palabra Shamá, estará sucediendo en el final del tiempo, por lo que se debe estar atento a esto.

Jue. 5:3 BTX 3 ¡Oíd, oh reyes, nobles escuchad Que voy a cantar, a cantar a YHVH, A cantar salmos a YHVH, al Dios de Israel!

Aquí vamos a escuchar lo que se le canta.

Si vamos a escuchar lo que va a suceder en el final de tiempo y también vamos a escuchar la alabanza atentamente, quiere decir que la Alabanza tiene que tener una participación muy importante en el final de tiempo, y que debe ser escuchada, no oída; pero los únicos que van a poder hacer eso son los nobles, los demás no van a poder hacerlo.

Por lo mismo debemos preguntarnos: ¿qué es lo que está pasando en el final del tiempo con la alabanza de la Iglesia?, ¿qué es lo que está aconteciendo?

Por eso debemos revisar el mensaje de estatua a estatua, que se ha enseñado:

Estatua # 1: La estatua de Nabucodonosor.

Estatua # 2: La estatua de Apocalipsis.

Con esto podemos entender que empezó una estatua allá en el tiempo de Daniel, que hizo Nabucodonosor, y que el movimiento escatológico cuando se le reveló a Daniel, entiéndase así,  la semana 70 de Daniel, el macho cabrío, el reino de Grecia, etc… le rebelaron todo, ahora al Apóstol Juan se lo vuelven a revelar y ahí hay otra estatua, pero lo interesante es que en la primera estatua había seis instrumentos musicales, la estatua era de sesenta codos de altura, seis de ancho, y seis instrumentos musicales, había tres números seis, 666, pero uno de los seis que conformaban el 666 era la alabanza, y eso fue lo que le dijeron a los jóvenes hebreos:

Dan. 3:15-21 LBLA  ¿Estáis dispuestos ahora, para que cuando oigáis el sonido del cuerno, la flauta, la lira, el arpa, el salterio, la gaita y toda clase de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adoráis, inmediatamente seréis echados en un horno de fuego ardiente; ¿y qué dios será el que os libre de mis manos? 16  Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron y dijeron al rey Nabucodonosor: No necesitamos darte una respuesta acerca de este asunto. 17  Ciertamente nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiente; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18  Pero si no lo hace, has de saber, oh rey, que no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro que has levantado.19  Entonces Nabucodonosor se llenó de furor, y demudó su semblante contra Sadrac, Mesac y Abed-nego. Respondió ordenando que se calentara el horno siete veces más de lo que se acostumbraba calentar. 20  Y mandó que algunos valientes guerreros de su ejército ataran a Sadrac, Mesac y Abed-nego, y los echaran en el horno de fuego ardiente. 21  Entonces estos hombres fueron atados y arrojados con sus mantos, sus túnicas, sus gorros y sus otras ropas en el horno de fuego ardiente.

El fuego siete veces calentado significa de los siete años de la semana setenta de Daniel, tres y medio años de tribulación y tres y medio años de gran tribulación. En el fuego del horno ya no estaba Daniel, él se encontraba en la casa del Rey, Daniel era el noble, ya se había ido. 

Ahora cuando vemos Apocalipsis vemos que hay un grupo de Cristianos que oyen la alabanza como ver llover, no tienen paladar espiritual:

Job 29:10 LBLA  la voz de los nobles se apagaba, y la lengua se les pegaba al paladar.

Job 12:11 LBLA  ¿No distingue el oído las palabras como el paladar prueba la comida?

Debemos tener paladar espiritual. Nosotros debemos de escuchar la Alabanza, no solamente oírla y cantarla, lo que cantamos, lo que se dice, y también debemos cuestionar.

Debemos saber cuáles son los ritmos y las letras que estamos oyendo, por eso debemos cuestionarnos sí lo que escuchamos será bíblico y cuál es su fuente. Los ministros, ministros de Alabanza y el pueblo deben de discernir si algo no está bien, por eso debemos escuchar cómo está la alabanza de nuestros tiempos.

Ultimo tiempo = alabanza y adoración.

La alabanza y adoración debe darle Gloria a Dios en las alturas y paz  a los hombres.

Lc. 2:14 LBLA  Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes Él se complace.

Los dones en la Alabanza los dio el Señor para agradarlo solamente a Él.

Ex. 15:26 RV60  y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

Oír ——- escuchar ——-  escuchar lo que va a suceder ——- sí escuchamos lo que va a suceder, cuando la Biblia hable de escuchar, generalmente nos va a indicar lo que va a suceder.

Debemos escuchar lo que va a suceder, no solamente oír.

Is. 42:23 DHH  ¿Pero quién de ustedes hace caso de esto? ¿Quién está dispuesto a escuchar lo que va a suceder?

La Palabra escuchar, Shamá, está íntimamente ligado con lo que va a suceder, por lo que debemos escuchar no solamente oír lo que va a suceder. Cuando aparezca la palabra Shamá complementando la palabra oír, nos está indicando un mapa de lo que va a suceder en el futuro……. Shamá nos da un “mapa” de lo que va a suceder en el futuro.

Is. 42:23 DHH  ¿Pero quién de ustedes hace caso de esto? ¿Quién está dispuesto a escuchar (Shamá) lo que va a suceder?

¿Escuchar qué? = Los cánticos.

En el tiempo final, una de las cosas que se va a dar es la canción, y la tenemos que escuchar, para discernirla.

Otra cosa que se va a dar con la palabra Shamá o escuchar:

Ex. 15:26 RV60  y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

Ex. 15:26 LBLA Y dijo: Si escuchas (Shamá) atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el SEÑOR, soy tu sanador.

La palabra Shamá siendo complemento de la palabra oír, nos está diciendo El Señor, por medio de la clave de la palabra Shamá, lo que va a pasar en el final del tiempo = epidemias.

Cuando leemos la palabra oír complementada de la Palabra Shamá (escuchar), debemos escuchar lo que sucederá en el tiempo final, la palabra Shamá toma el significado de la palabra a escuchar.

Hoy en día ya estamos viendo las epidemias. 

Ex. 15:26 LBLA Y dijo: Si escuchas (Shamá) atentamente la voz del SEÑOR tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades (Epidemias = SHAMÁ) que envié sobre los egipcios; porque yo, el SEÑOR, soy tu sanador.

Las epidemias se pueden dar en enfermedades físicas, mentales, con aparatos especiales, que pueden causar depresión, locura, pero EL SEÑOR nos está diciendo que cumpliendo sus mandamientos, ninguna enfermedad nos puede afectar.

La palabra SHAMÁ es la clave para saber las cosas que van a pasar en el tiempo final.

Si escuchamos lo que va a pasar, escuchamos el canto, entonces el canto es lo que va a pasar. 

Si guardamos los mandamientos del Señor y guardamos sus estatutos:

(no refiriéndose solamente a los mandamientos del Padre únicamente, sino también a los mandamientos del Hijo, en estos tiempos estamos viviendo los mandamientos, los tiempos del Hijo y del Espíritu Santo, no solamente los diez mandamientos).

Mt. 5:21-22 RV60  Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. 22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.

——-

Núm. 23:18 RV60  Entonces él tomó su parábola, y dijo: Balac, levántate y oye; Escucha mis palabras, hijo de Zipor:

Aquí Balaam le dijo a Balac que Dios no quería maldecir al pueblo, si no bendecirlo. 

En el tiempo final van a querer con una necedad absurda maldecir a Israel, y Dios va a dar muestras de que no lo tienen que maldecir, cómo un Hugo Chávez que se levanta y dice que maldice  a Israel desde el fondo de sus entrañas y sus entrañas se le pudren y no hay medicina en la tierra que lo pueda salvar y la gente dice que se murió de algo más, pero no lo pueden relacionar, siguen como Balac que no escuchan.

Hoy en día los Balac no entienden que Dios no quiere maldecir a Israel, Él tiene sus tratos con Israel, a pesar de castigarlos con los Asirios, etc… pero Dios también tiene su paga a los Asirios.

Rom. 11:15 RV60  Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?

Por eso es difícil concebir Cristianos Balac, que ven lo que Dios hace, sabiendo que Dios no quiere maldecir a Israel, y ellos lo hacen.

Por eso debemos escuchar cómo Balac hijo de Zipor. No podemos maldecir lo que Dios ya bendijo.

Núm. 23:18-20 RV60  Entonces él tomó su parábola, y dijo: Balac, levántate y oye; Escucha mis palabras, hijo de Zipor: 19 Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? 20 He aquí, he recibido orden de bendecir; El dio bendición, y no podré revocarla.

Otra señal:

1 Tes. 4:16-17 LBLA  Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero.17  Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre.

  1. Voz de mando
  2. Voz de Arcángel
  3. Trompeta de Dios

Las voces y la trompeta se tienen que escuchar.